El mes pasado lance un proyecto que, rápidamente, abandone por varios motivos.

Muchas veces la gente te dice que tienes que aguantar meses o años con un proyecto o empresa hasta que empieces a ver resultados.

Yo pienso que si no estás contento las primeras semanas, no vas a estarlo tres años después, independientemente del dinero que ganes.

Hoy quiero hablar de los diferentes motivos por los cual podrías abandonar un proyecto, pero primero vamos a ser sinceros 👇

Dinero

No pasa nada si haces algo solo por dinero.

Trabajar no tiene que ser tu pasión, ni tu hobby, ni absolutamente nada.

Encontrar la felicidad plena es difícil y más en la sociedad que vivimos, no voy a ser un hipócrita que te dirá que no trabajes en algo “solo” por dinero.

Y ahora sí, vamos con los motivos.

No te ayuda a ti ni a nadie

Empezamos con el cliché que según pasan los años, creo que es el pilar fundamental de todo.

Si lo que haces no te ayuda ni a ti ni a otros, lo más probable es que no disfrutes trabajar en ello más que por dinero.

Aunque ya hemos comentado que no hay problema en esto, tu salud mental es igual de importante que cuidar tu físico.

Muchos años trabajando en algo que no te aporta absolutamente nada, solo te traerá infelicidad.

No lo disfrutas

Hay una diferencia enorme entre escribir un artículo sobre algo que te gusta y sobre algo que simplemente haces por obligación.

Cuando escribo algo para Trabajos Remotos, me gusta y sé que le puede ser útil a todos los usuarios de la plataforma.

Cuando empecé a publicar colecciones NFT, lo único que veía era gente intentando sacar dinero con proyectos de mierda que obviamente son un timo el 95% de las veces.

Y esto va relacionado con el siguiente punto.

Ideales, moral

Cuando sabes que tu trabajo perjudica a otros más que ayudarles, si eres una persona normal, no querrás seguir haciéndolo.

Aunque es un motivo completamente válido para dejar de trabajar en algo, puedo entender la necesidad de hacerlo, aunque no lo justifico.

Uno de mis primeros trabajos como desarrollador freelance era hacer páginas web donde hacías test para saber tu coeficiente intelectual para un tío de Estados Unidos.

Este tipo de webs eran un timo, pero pagaban muy bien para el Carlos de 23 años (20-25€ la hora).

Después de estar unos meses trabajando con este cliente y ahorrar el dinero que necesitaba para mudarme a Tenerife, lo dejé por completo.

A día de hoy no acepto ningún trabajo que no vaya de la mano con mis ideales y es uno de los motivos por los que somos tan picky con los clientes de Mola.

¿Qué motivos añadirías a la lista para abandonar un proyecto?

© 2022 Carlos Mascarell