Ya has decidido dar el paso y convertirte en freelance, pero, ¿cómo consigues tus primeros clientes?

Voy a explicar varios métodos y contarte los que yo usé cuando empecé en 2017 a ofrecer mis servicios de programador.

Familia y amigos

Este es el método más sencillo de todos.

Si acabas de empezar a ofrecer algún servicio, casi seguro que a algún un familiar o amigo (o alguien que conocen) le puede venir bien.

A mucha gente le da vergüenza promocionarse frente a familiares y conocidos, pero tenemos que tener en cuenta que son los primeros que van a querer apoyarte y verte lograr tus objetivos.

Yo he conseguido bastantes trabajos a través de amigos, viejos compañeros de instituto e incluso familiares.

Plataformas freelance

Más adelante hablaremos sobre si merece la pena o no usar este tipo de plataformas, pero para la gente nueva en este mundo, la respuesta siempre será sí.

Tener un perfil en Fiverr o UpWork es completamente gratuito y es una manera de que tus servicios estén online a la vista de miles y miles de personas que utilizan estas webs cada día.

Es cierto que competir en estas plataformas es difícil, pero es una muy buena táctica para atraer posibles clientes a largo plazo y que puedan ver tu trabajo.

Redes sociales

Tenemos que dividir esta sección en dos partes: creación de contenidos y hablar con posibles clientes a través de redes.

Creación de contenidos. Esta es una estrategia a largo plazo, pero de las mejores que existen.

Creas contenido de valor que pueda ayudar a empresarios o profesionales en un nicho, lo compartes en tu red social favorita y, con el tiempo, te convertirás en una autoridad de dicho campo.

Es mi estrategia favorita, aunque es de las que más esfuerzo y tiempo conllevan.

Hablar con posibles clientes. Este método no tiene mucho misterio.

Encuentras empresas con las que te gustaría trabajar a través de redes sociales como Instagram o Twitter y les hablas por privado para ver si estarían interesados en contratar tus servicios.

Contacto directo

De la mano de redes sociales, lo que normalmente se conoce como correos o llamadas a puerta fría.

Y se llama así porque estás contactando con empresas que no te conocen de antemano y tu objetivo es presentarte y ver si, de nuevo, estarían interesados en contratar tus servicios.

Es una muy buena estrategia pero difícil de llevar a cabo. Mucha gente no sabe enfocar las llamadas o los correos y solo hablan de sus servicios y lo buenos que son.

Recuerda: el cliente únicamente quiere saber como puedes ayudar a su negocio y las ventajas que tendrá, no lo bueno que eres.

Networking

Para acabar, una de las más populares seas freelance o no para abrir nuevas oportunidades laborales: el networking.

Ir a eventos, conferencias, interactuar en redes sociales con gente que te gusta el trabajo que hacen… nunca sabes quien puede ofrecerte un trabajo en un futuro.

Igual que en el punto anterior, recuerda que la gente quiere conocer a personas interesantes, no aquellas que solamente promocionan sus servicios.

© 2022 Carlos Mascarell